Es la forma en que utiliza las herramientas digitales para contribuir a los objetivos del negocio. Por ejemplo, hacerse visible y exponerse frente a clientes potenciales o educar en cuanto a los beneficios de sus productos o servicios versus la competencia.

Su estrategia digital es el cómo contribuyen las herramientas digitales a lograr lo que necesita lograr. Lo importante es entender que son herramientas, medios y vehículos que le permiten hacer las cosas de manera más sencilla, más automática, más rápida, más económica y más confiable. Por eso la alta tasa de adopción y el interés que despierta.

Cada herramienta apunta a un objetivo

Las diferentes herramientas que componen su estrategia digital son: atracción, seducción, conversión y retención. Este es un proceso que sigue toda compañía.

Dependiendo de la parte del proceso que requiera reforzar más, así mismo será la utilización de las herramientas que necesite emplear. Si la marca es muy conocida pero le cuesta conseguir nuevos clientes, es probable que deba enfocarse más en la seducción. Si consigue clientes pero no logra que repitan la compra su foco serán las herramientas de retención.

Si no debe usarlas todas, la interacción e implementación de varias de ellas le permite llevar de la mano a un cliente potencial hasta convertirlo en cliente y a su vez en cliente recurrente. La ausencia de algunas puede crear vacíos y pérdida de clientes potenciales en el proceso, bien sea porque lo conocieron pero no decidieron dar el siguiente paso y se fueron a la competencia; o compran una vez pero no repiten, perdiendo la posibilidad de generar ventas recurrentes.

¿Por qué debe tener una estrategia digital?

Utilizar internet y las herramientas digitales como plataforma para promover un producto, servicio, marca, empresa u organización tiene grandes ventajas:

Costo – Las aplicaciones y herramientas son bastante accesibles y paga a medida que consume, pudiendo escalar en cualquier momento.

Accesibilidad – Al estar hospedadas en la web, la información está protegida, actualizada y la puede modificar desde cualquier lugar.

Inmediatez – Si cambia la información de contacto, los productos o las opciones de sus servicios, los puede ajustar de manera instantánea.

Riqueza de contenido – Internet le permite educar a clientes potenciales con una gran variedad de formatos como textos, imágenes, videos o documentos descargables.

Alcance – 7 días a la semana y 24 horas al mes desde cualquier parte del mundo.

Invitación a la acción – Con un solo clic permite a clientes potenciales conocer más detalles, inscribirse en un boletín electrónico o solicitar una cotización, acortando el ciclo de venta.

Permanencia – Automatizar el envío de información y estructurar procesos de contacto periódico le permite estar en el radar de personas que no compran hoy pero pueden hacerlo en uno o dos años.

Amplificación – Permite compartir información con otras personas a través de reenviar un enlace, publicarlo en sus redes sociales o marcarlo como favorito para consultas futuras.

Monetización – Permite generar transacciones y ventas de manera inmediata.

Omnipresencia – Con dispositivos móviles cualquiera puede consultar su información en cualquier momento y lugar. El proceso educativo es continuo.

Desempeño – Poder atender las inquietudes y problemas de clientes de manera inmediata tiene mucho valor.

¡Hola! Haga clic en uno de nuestros representantes a continuación y resolveremos sus dudas.

Chatea con nosotros en WhatsApp