Es imposible no tener competidores pero el factor determinante es la elección y buen uso de la propuesta de valor.

Es muy importante convencer al público de por qué escogerlo a usted y no a su competencia y para esto está su valor diferenciador que explica de una manera clara como su producto o servicio resuelve un problema, mejora una situación o es un beneficio.

Sin una propuesta de valor clara, estamos perdiendo la posibilidad de guiar a la gente hacia nosotros y reducir las dudas a la hora de la decisión.

Si como marca por ejemplo, tenemos una página web bonita, precios promedio, un buen servicio, buena oferta de productos… Por que deberia alguien escogerlo si todo lo que ofrece es promedio?

Lo ideal sería tener la mejor página web, los mejores precios, el mejor servicio y la mejor oferta de productos, pero como esto es casi imposible siendo realistas, tenemos que encontrar un valor diferenciador en por lo menos una característica que nos destaque y nos haga ver como la mejor opción para quienes valores ese punto.

Una propuesta de valor no es un slogan ni enunciado. Es algo que podamos demostrar y que la gente pueda creer

Ser el mejor o tener el mejor producto no es suficiente. La gente tiene que creer que somos la mejor opción para ellos.

Mientras que no probemos de alguna manera nuestras propuestas, lo más probable es que la gente no nos crea. Según el mercado, podemos usar estudios, testimonios u opiniones, casos de éxito, estadísticas, etc.

¡Hola! Haga clic en uno de nuestros representantes a continuación y resolveremos sus dudas.

Chatea con nosotros en WhatsApp